Apartamentos low cost

En ocasiones, el alojamiento en un apartamento puede ser un buen complemento para disfrutar de las vacaciones.

En nuestros viajes low cost por el mundo, hemos alquilado todo tipo de apartamentos y estudios. Tanto por la comodidad y flexibilidad que ofrecen, como por su precio competitivo. Y lo cierto es que en función de nuestras necesidades, pueden llegar a ser una gran opción de alojamiento. En este sentido, la antelación de la reserva, las fechas del viaje, el número de viajeros, el grado de confortabilidad que busquemos y la ubicación del apartamento son los cinco factores principales para obtener un buen precio.

Antelación de la reserva

Al igual que con las compañías aéreas low cost, la planificación es fundamental para conseguir alojamiento al mejor precio posible. Como también lo es comparar diferentes opciones a través de Internet, para lo que os recomendamos recurrir a un portal especializado en apartamentos baratos.

Fechas del viaje

Si evitamos los meses de temporada alta (especialmente agosto) y ampliamos la duración de la estancia, será mucho más sencillo conseguir un precio por noche mucho más competitivo. Por ejemplo, una estancia de lunes a jueves generalmente será más rentable que otra de viernes a domingo, especialmente si queremos viajar en pleno verano con un presupuesto low cost.

Número de viajeros

Qué mejor que viajar con familiares o amigos para compartir los gastos de alojamiento. Y si viajas solo, no te preocupes, porque con el auge de la economía colaborativa en Internet esto no supone un problema. En páginas como Nomadizers, puedes conectar previamente con futuros compañeros de viaje para compartir habitación, hostel o un apartamento. Recuerda que viajando en grupo, abriendo tu mente y haciendo nuevos amigos durante el viaje, la aventura siempre es mejor.

Grado de confortabilidad

Si tenemos previsto pasar poco tiempo en el lugar de alojamiento y no necesitamos grandes lujos (para nosotros personalmente lo más importante es una buena limpieza), podemos conseguir muy buenas opciones a un precio competitivo. Porque en muchas ocasiones, menos es más, y renunciar a ciertas cosas no debería ser un handicap a la hora de disfrutar de nuestras vacaciones con un presupuesto ajustado. Además, así podremos invertir el dinero que nos ahorramos en alojamiento en excursiones o actividades, que bajo nuestro punto de vista es algo fundamental para mimetizarse con el destino y vivir la experiencia al máximo.

Ubicación del apartamento

Finalmente, el quinto factor decisivo es la localización del propio apartamento. Que en contra de lo que podamos pensar, no siempre por ser céntrico es mucho más caro. De hecho, si como apuntábamos anteriormente planificamos el viaje con tiempo, seleccionamos las fechas adecuadas, viajamos en grupo y estamos dispuestos a renunciar a un cierto grado de confortabilidad, es posible conseguir un buen precio incluso en el centro de las grandes ciudades o a pie de playa.