Madagascar, una isla e islas

Madagascar es una isla, pero alrededor de ella, tanto del lado del Canal de Mozambique como del Océano Índico, islotes forman pequeños paraísos preservados del turismo de masa. Accesibles solamente por vía marítima, son propicios para un crucero, en el que visitaremos las islas del archipiélago Mitsio.

Un archipiélago por descubrir

Las islas de Mitsio son poco conocidas por los viajeros. Fueron así preservadas de la muchedumbre, permitiendo a la naturaleza relajarse y renovarse siguiendo el ritmo de las estaciones. Lo resultante es una vegetación exuberante y generosa, y playas idílicas donde sentirse agradablemente solo en el mundo. Allí podremos nadar en el mar de un azul cristalino, donde observaremos el gracioso ballet de una fauna acuática diferente.

Pescadores y playas

El crucero con viajes-madagascar.com por el archipiélago se efectúa en catamarán o en barco velero, con salida en Nosy Be. Después de unas horas en el mar, nos acostaremos en la bahía de Marimbe, en la isla de la Gran Mitsio, donde tomaremos el tiempo necesario para encontrarnos con la población de pescadores de la isla. Aquí, olvidaremos el ritmo desenfrenado de lo cotidiano, disfrutando plenamente de la belleza y la calma del lugar.

Submarinismo sin limitaciones

De la Gran Mitsio, embarcamos hacia la isla de Ankarea. Allí no podremos más que sucumbir al encanto salvaje de los acantilados de basaltos que sobresalen por encima del mar, de una limpieza extraordinaria. Además,  podremos hacer submarinismo a lo largo del arrecife de coral que protege las costas.

Iniciación a la pesca

Después, rumbo hacia Nosy Lava. Esta isla volcánica, con acantilados abruptos y cárcel de antaño, hoy es un lugar privilegiado para iniciarse en la pesca, según las técnicas tradicionales de la región en afloramiento de los corales. Cada día de crucero será la ocasión perfecta para descubrir una nueva isla. Así, el viaje proseguirá hacia el cabo Saint-Sébastien y la soberbia bahía de Andranaomby.

Islas, perlas que preservar

El crucero continuará a Tsarabanjina y la maravillosa isla de Sakatia para acabar en Nosy Tanikely, una reserva natural terrestre y marítima de gran belleza, donde vive en libertad una fauna excepcional.

crucero-madagascar