Organiza tu viaje low cost a Miami

Ahora que están tan de moda los vuelos transoceánicos low cost, especialmente a Estados Unidos, hemos decidido compartir con vosotros algunos consejos para viajar barato a Miami. Hace unos años, tuvimos la oportunidad de visitar en pleno verano la capital de Florida, y a pesar de que por aquel entonces era inimaginable encontrar vuelos a los precios actuales, conseguimos organizar un viaje de un mes a muy buen precio. La ventaja de la ciudad es que el buen tiempo está prácticamente asegurado durante todo el año, por lo que podéis viajar en las fechas que más os convengan para conseguir vuelos baratos.

Una de las claves para ahorrar dinero en el viaje es dónde alojarse en Miami. En nuestro caso, nos decantamos por la zona de playa de Miami Beach, con fama de cara pero en la que también es posible encontrar hostels para jóvenes con buena relación calidad/precio. Algunos ejemplos son el Miami International Travelers Hostel, un hostal de diseño en el que estuvimos alojados durante nuestra estancia, y el Deco Walk, en el que estaban alojados otros compañeros españoles de la escuela de inglés en la que estudiábamos. Ambos hostales están magníficamente situados, al lado de Ocean Drive y la famosa playa de South Beach, por lo que son dos buenas opciones de alojamiento para jóvenes viajeros low cost.

Pero si algo nos llamó la atención de Miami, fue la gran cantidad de posibilidades de ocio que ofrece, ya que en el mes que pasamos allí no nos dio tiempo a aburrirnos. Durante los primeros días, utilizamos el autobús público para visitar lugares cercanos como el Downtown y el Puerto de Miami (desde el que hicimos un recorrido en barco por la bahía y las casas de los famosos), barrios llenos de encanto como Little Habana o Coral Gables, y la isla de Key Biscayne, en la que se celebra el Masters 1000 de tenis de Miami.

Incluso a pie, pudimos acercarnos fácilmente a ver los variopintos edificios de estilo art déco de Miami Beach, el barrio de Española Way (en el que realmente nos sentimos como en casa), o el Holocaust Memorial, un emotivo monumento para homenajear a los millones de judíos asesinados por los nazis, algo que no esperábamos encontrar allí y nos impresionó mucho.

Asimismo, alquilar un coche (entre 5 personas, por lo que nos salió muy económico) fue una gran idea para recorrer Florida. Así pudimos visitar lugares un poco más lejanos como el Parque Nacional de los Everglades (que cuenta con una flora y fauna muy vistosas, ¡incluso vimos caimanes!), la divertida ciudad de Fort Lauderdale, o los Cayos de Florida, una serie de islas unidas por una impresionante carretera que va por encima del mar hasta Key West (el punto de Estados Unidos más cercano a Cuba, donde hicimos un recorrido por el entorno natural en motos acuáticas).

Además, todo esto lo complementamos con un maravilloso crucero low cost de 4 días con todo incluido por las Bahamas, en el que por menos de 200€/persona visitamos Nassau (la capital) y la isla privada de Cayo Coco. En este sentido, cabe destacar que Miami cuenta con uno de los puertos más importantes del mundo, en el que es posible embarcarse en todo tipo de cruceros para visitar otros países del Caribe de forma económica.

Y finalmente, ¡la fiesta! Sin lugar a dudas, en Miami Beach nos encontramos un magnífico ambiente nocturno, a medio camino entre lo latino y la música disco (de hecho, la ciudad acoge en marzo el Ultra Music Festival, uno de los grandes festivales de música electrónica junto al Tomorrowland). En nuestro caso, por la noche nos divertimos en clubs como Bongos, Clevelander, Nikki Beach o Mansion, considerada una de las mejores discotecas del mundo. Todo esto, unido a los amigos españoles y extranjeros que conocimos durante nuestra estancia en Miami, hicieron del viaje una experiencia inolvidable, que a buen seguro repetiremos muy pronto.